Oficinas flexibles: la nueva tendencia en espacios de trabajo

Oficinas y despachos

Elina

6/4/2021

Trabajar en oficinas flexibles es la nueva tendencia para pymes, autónomos y, cada vez más, para compañías más grandes debido a los beneficios que se obtienen de este tipo de espacios de trabajo.En los últimos años, el mundo de la empresa ha sufrido una positiva evolución con el objetivo de ahorrar costes, ser más responsables con el medio ambiente y optimizar los espacios. En este punto, el trabajo en oficina ha sido evaluado hasta dar con un sistema mucho más eficiente: las oficinas flexibles.¿Qué son las oficinas flexibles? ¿Por qué se las considera el espacio coworking del futuro? ¿Qué ventajas tiene esta nueva modalidad de espacios de trabajo?

Qué es una oficina flexible

Entender la oficina flexible no es complejo: es todo lo contrario al concepto de oficinas tradicionales.Hasta la llegada de las oficinas flexibles, disponer de un espacio de trabajo suponía comprar o alquilar por un periodo indefinido las salas: adecuarlas, comprar mobiliario, gestionar los horarios, etc.La oficina flexible es un espacio abierto, compartido y dinámico. Se trata de lugares perfectamente adecuados en cuanto a mobiliario, conexiones, salas de reuniones, proyectores, cocinas, espacios de formación... que son alquilados y compartidos por distintas empresas o profesionales por tiempos que varían desde un mes hasta varios años.El objetivo es no solo reducir costes y optimizar el uso de las oficinas solo en los momentos en los que son necesarias, sino que generar un espacio de confluencia con otros profesionales con los que crear sinergias, colaboraciones y proyectos de futuro.No estar atados a un espacio físico concreto por un periodo de varios años permite que los trabajadores o empresarios, además, se puedan trasladar a otras ciudades de manera temporal a otras oficinas flexibles o participar en procesos de coworking para crecer mucho más rápido y adaptarse a los nuevos tiempos.

El ¿problema? de compartir espacios

Una de las pegas que los empresarios o trabajadores profesionales ponen a diario sobre la mesa a la hora de pensar en oficinas flexibles es que son espacios abiertos a muchas personas ajenas a la actividad de la empresa.Tener personal de oficina trabajando junto con otros podría ser un problema en cuanto a seguridad y confidencialidad, pero las oficinas flexibles del presente cuentan con seguros y cómodos sistemas de seguridad, como cerraduras inteligentes en salas para proteger la documentación, espacios de trabajo insonorizados, etc.Esto hace que una de las principales pegas desaparezca de un plumazo y solo queden ventajas con el uso de las oficinas flexibles.Te recomendamos leer nuestro artículo de Últimas tendencias tecnológicas en espacios coworking 2021.

Cómo se gestiona una oficina flexible y cuáles son sus ventajas

La gestión de este tipo de espacios de coworking y futuro es sencilla: los propietarios de estos espacios gestionan los alquileres y la reserva de espacios de una manera mucho más eficiente que los alquileres tradicionales porque están especializados en dar una respuesta rápida a las demandas.

Un único pago

En cuanto a las ventajas de usar oficinas flexibles, son infinitas. Además de las señaladas, destaca el hecho de que todas las tasas se integran en una única factura mensual que incluye el alquiler, los gastos de suministro, etc.

Respuesta inmediata a cualquier idea

Además, estos espacios de coworking cuentan con un equipo especializado para dar respuesta a todas las necesidades: ya sea montar una presentación de producto, recibir a un importante cliente o mantener una formación para trabajadores, todos los espacios se adaptan a las necesidades.Por ello, la oficina flexible es la nueva tendencia de espacio de trabajo del futuro del que ya se puede disfrutar desde hace unos años. Seguridad, comodidad, flexibilidad y éxito son los ingredientes de estos lugares.