Cómo implementar un modelo híbrido en la empresa

Inmobiliaria

Elina

28/12/2021

La pandemia de covid-19 ha supuesto un salto de gigante en la implantación del teletrabajo en España, pero las empresas se siguen resistiendo a no tener a sus trabajadores presentes en sus centros de trabajo. Con el fin de establecer un sistema que contente tanto a las organizaciones como a sus empleados, el modelo híbrido se ha convertido en la mejor solución.

Con él, los empleados dedican algunos días a trabajar desde su centro de trabajo habitual y varios días a la semana pueden trabajar desde su domicilio o desde otro lugar como un coworking.

La implantación del teletrabajo en la empresa

El trabajo en remoto no es una tendencia ni una moda pasajera, es algo que ha llegado para quedarse. Numerosos estudios demuestran que mejora la conciliación a todos los niveles, y que los empleados valoran más a aquellas empresas que les permiten trabajar desde donde ellos prefieran. Por tanto, esta forma de trabajar se ha convertido en un mecanismo para atraer y retener el talento.

Pero para que el teletrabajo sea posible, la empresa debe estar lo suficientemente digitalizada. Contar con herramientas que permitan que sus trabajadores puedan cumplir con sus obligaciones laborales estén donde estén.

Aunque es un tema novedoso, España ya cuenta con su propia regulación. Las empresas tienen que cumplir las disposiciones de la norma en cuanto a entrega de los medios materiales a sus empleados para que puedan trabajar, control horario, etc. Pero, además, deben establecer su propio sistema interno para gestionar cómo será el trabajo en remoto.

Consejos para integrar el modelo híbrido en tu empresa

El crecimiento híbrido de una empresa parece haberse convertido en la solución ideal en muchos casos. Un sistema que combina la presencialidad con el trabajo en remoto. Pero para conseguir el éxito la implantación debe hacerse bien.

Lo primero que hay que hacer es valorar la opinión de los empleados. Si se les deja elegir entre trabajar siempre desde casa, hacerlo siempre en la oficina, o un modelo híbrido, la mayoría escogen este último. Porque les brinda flexibilidad y, a la vez, les permite socializar en el entorno laboral los días que sí van a la oficina.

Por supuesto, es esencial que la empresa utilice adecuadamente las nuevas tecnologías. El software basado en la nube y las herramientas para hacer videoconferencias son imprescindibles para poder trabajar desde cualquier sitio.

Algunas empresas incluso se ofrecen a pagar a sus empleados un espacio de coworking en caso de que estos no puedan trabajar desde su domicilio por falta de espacio o de equipamiento para ello.

Para muchas empresas el modelo híbrido es también una forma más de ganar dinero, están optando por alquilar esos puestos que ahora están libres a profesionales en busca de un espacio de trabajo, casi como si se tratara de un coworking. A fin de que esto no suponga un problema para la seguridad ni una molestia para los empleados, las cerraduras electrónicas para oficinas son una buena solución. Lejos de suponer un inconveniente, las nuevas formas de trabajar se perfilan como una oportunidad para aquellos emprendedores que sepan aprovecharlas.